Seguidores

23 de noviembre de 2010

AMANDA, HISTORIA DE PRIMAVERA

Cuando joven me gustaba el orden, demasiado. En muchos años de trabajo en una empresa llegué tarde once o doce veces nada más. Comencé a celebrar la juventud al comienzo de mi madurez, justo allí cuando después de terminar mis primeros estudios en la universidad conocí a Amanda (He cambiado su nombre, por supuesto). Y el orden que amaba, mis programas, casi se extraviaron. Ella era la espontaneidad. Sólo vivía. No le importaba ni el día ni la hora. Sólo que estábamos en primavera. Por ello debía esperarla mucho, lo que me resultaba insoportable, echando de menos la sintonía con el tiempo que transcurre y mi esfuerzo necesario. Hasta que podía verla, olerla, abrazarla y amarla. Nunca había reído tanto como entonces con ella ni preocuparme de tantos detalles que habían pasado desapercibidos en la relación con otras mujeres. Mi marcha acompasada por las exigencias de mi agenda se convirtió en una carrera de homenajes, encuentros breves o prolongados, despedidas casi rituales.

  Fotografía de Just Happy

                                                            
Su piel morena, sus ojos verdes y su tremenda imprevisión exaltaban mi ánimo llevándome a otras geografías extrañas, lejos de mis deberes atesorados por tanto tiempo. También debía esperarla a veces por mucho tiempo en su casa, por lo que su madre empezó a darme algunas atenciones que, por no saber delimitar, me fueron produciendo una desazón que demostraba que mi experiencia o acaso mi decencia no podían tolerar. Era una situación que  iba empañándose. Me sentía torpe y atolondrado.

Lo que había empezado con la primavera terminaba con ella. Amanda fue a pasar sus vacaciones junto a su padre ese verano y nunca nos encontramos. En el fondo de mí me alegraba que se produjera esta separación, sin embargo, en mi piel ha quedado algo leve como una lección de música nueva que, de vez en cuando, se asoma a mi memoria.

4 comentarios:

  1. La trascendencia de lo fugaz.
    Aquello que es más que un recuerdo.
    Hermosas imágenes.
    Todas hemos sido Amanda en algún momento de nuestra vida-
    Un abrazo-

    ResponderEliminar
  2. buf, esas relaciones que marcan, que remueven tanto que en su cercanía te pierdes....con las que aprendes tanto de una misma....saludos,me gustó tu texto...

    ResponderEliminar
  3. Siona:
    Me das una grata sorpresa con tu compañía y tus palabras. Y porque me has dado la posibilidad de ir conociendo tu blog. Ojalá sea el comienzo de una amistad. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. After getting more than 10000 visitors/day to my website I thought your juvicor.blogspot.com website also need unstoppable flow of traffic...

    Use this BRAND NEW software and get all the traffic for your website you will ever need ...

    = = > > http://get-massive-autopilot-traffic.com

    In testing phase it generated 867,981 visitors and $540,340.

    Then another $86,299.13 in 90 days to be exact. That's $958.88 a
    day!!

    And all it took was 10 minutes to set up and run.

    But how does it work??

    You just configure the system, click the mouse button a few
    times, activate the software, copy and paste a few links and
    you're done!!

    Click the link BELOW as you're about to witness a software that
    could be a MAJOR turning point to your success.

    = = > > http://get-massive-autopilot-traffic.com

    ResponderEliminar

Agradezco tu comentario franco y cortés que me invita a las novedades de tu blog.