Seguidores

8 de abril de 2010

BIODANZA

Este mundo está envuelto en la maraña de la hiedra de los temores y la desconfianza, de silabarios incomprensibles, de intenciones no reveladas, de urgencias infinitas sin descanso ni destinos.

Sin embargo, en este lugar, unas cuantas palabras son suficientes y seguras, breves mensajes dados o recibidos desde el corazón de cada existencia, haciéndose luz, viento tranquilo, humedad, alegría. Se enmohecen los miedos. Las trincheras son cubiertas y la tierra se escribe con diversos cultivos.


Abrazamos. Llega la paz.

2 comentarios:

  1. Me uno a su canto,mi querido amigo.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Francisco...

    Me da gusto saber que somos muchas las personas abiertas a la danza de la vida. Me gusta tu blog... mira el mio de biodanza a ver que te parece http://vivalabiodanza.wordpress.com/

    ResponderEliminar

Agradezco tu comentario franco y cortés que me invita a las novedades de tu blog.