Seguidores

28 de abril de 2010

OBITUARIO PERSONAL

Una bandada de aves migratorias robó mi tiempo
y lo ha depositado en esta estación vespertina
pues no he podido darme cuenta de la edad que llevo
hasta que amigas y amigos han comenzado a marcharse
sucumbiendo a una flecha envenenada
o, solitarios, dejaron de contar sombras
ante su puerta cerrada.
Hubo uno resistente como espada:
luchó por lo más noble de los humanos
hasta caer de bruces sobre la tierra cubierta
de sus pasos. 

Me otorgo la obligación de ir recordando 
a los que se han ido y que tuvieron algo en común
en la fatiga de las jornadas:
el itinerario compartido de los sueños
y la porción de divinidad que todos tenemos
al transformar las lágrimas en aguas reposadas
en la profunda experiencia del abrazo
de cada encuentro.


Voy muriendo un poco con los que murieron
en estas tempranas o anunciadas ausencias
a mi corazón aferradas,
mientras soy romero en este camino 
al cementerio.

8 de abril de 2010

BIODANZA

Este mundo está envuelto en la maraña de la hiedra de los temores y la desconfianza, de silabarios incomprensibles, de intenciones no reveladas, de urgencias infinitas sin descanso ni destinos.

Sin embargo, en este lugar, unas cuantas palabras son suficientes y seguras, breves mensajes dados o recibidos desde el corazón de cada existencia, haciéndose luz, viento tranquilo, humedad, alegría. Se enmohecen los miedos. Las trincheras son cubiertas y la tierra se escribe con diversos cultivos.


Abrazamos. Llega la paz.