Seguidores

22 de septiembre de 2009

NO ME TRAGO LOS LIBROS

Así es. No me como los libros ni los devoro. Tampoco los pongo en un ambón y los incienso. Lo primero que hago es olerlos ya sean viejos o nuevos. Pudiera abrazarlos pues, para mí, los libros -especialmente el que tenga en mis manos- son un don de alguien que con sus afanes logró algo que puede tener importancia, y que puedo establecer un diálogo con el autor.
Ayer -víspera de mi cumpleaños- un amigo escritor me obsequió un libro del poco conocido poeta chileno Rolando Cárdenas. Hoy lo he comenzado a leer. Su escritura transparente y necesaria me ha cautivado en este inicio de su lectura. Más tarde te lo contaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tu comentario franco y cortés que me invita a las novedades de tu blog.