Seguidores

30 de septiembre de 2009

DIME (Poema de Rolando Cárdenas)


Dime, pequeña mía,
en esta hora inalcanzable y sola
que se estira hasta ser todo el paisaje,
algo de esas cosas que yo he olvidado,
o de este nuevo tiempo de soledad creciendo.


Dime,
antes que esta tarde se caiga entre las hojas,
o antes que tus palabras se tornen musgo suave,
que yo me haré el silencio para adueñarme de tu voz.


Dime,
yo te escucho desde aquí,
desde esta mesa con olor a selva,
desde estas cosas que te recuerdan por instantes,
desde esta horas solas subiendo como enredaderas.


Ahora que me nace todo ese amor antiguo,
yo seré apenas un breve soplo para retener tus palabras.


Dime, pequeña mía,
lluvia herida, amada ternura,
querida heredad perdida entre los años,
dime todo, algo. No importa.
Pero, dime.

1 comentario:

  1. El mensaje me parece agradable liviano pero también profundo y con una preciosa armonía. Tienela virtud de acrcar esa dimensión mistérica de una niña - casi me parece un abuelo con su nieta de cortos años. Encantado de leerlo y aprender de la poesía de don Rolando Cárdenas.
    Paso a compartir este poema en un debate que animo desde hace algún tiempo en EMagister.com

    ResponderEliminar

Agradezco tu comentario franco y cortés que me invita a las novedades de tu blog.